domingo, 22 de enero de 2017

Obsesión y compulsión

Ver a través de los espejos
el cúmulo de los efectos desastrosos,
contar un número varias veces...
El rezo para salvar la vida.

Uno, dos y tres
nada fatal va a suceder.
Uno, dos y tres
todo termina ahora.

Buscando limpiar el ansia
vacío litros de lágrimas.
Tallar mis manos hasta sangrar
para liberarlas de la suciedad del universo.

Grito desesperadamente
ante los oídos insensibles de la multitud.
¡No puedo creer que nadie lo entienda!
¡Es tan evidente a mis ojos!

Parece que todos mienten.
Estoy atrapada en una realidad alterna.
Tan solo pretendo salvar mi alma y su alma,
tan solo busco paz en mis patrones.

Ansio la simetría, en el orden del caos.
Actuo mil fantasías, basadas en la sexualidad de la buena educación
Acumulo objetos, donde guardo las heridas.
Muero del mundo, para no causar dolor.

Cuento hasta diez
la misma frase sonante,
hago estallar mi cabeza
perdiendo las horas... abrumando mi tiempo.

Algunas veces me reconozco a mi misma.
Algunas veces me siento tranquila.
Algunas veces sano la herida.
Algunas veces yo soy nadie.

Calmo mi faz, armando melodías mentales.
Calmo mi ser, arrojando sustancias sobre mis manos.
Calmo mi mente, desprendiendo mis hilos negros.
Calmo mi alma de esta obsesión de no ser perfecta, con las compulsiones de encontrar mis defectos.

Nancy BlueAngl


Fotografía de Nancy BlueAngl
El ojo mecánico de mi alma http://elojomecanicodemialma.blogspot.mx