martes, 27 de diciembre de 2016

Mujer

¡No soy, ni seré mujer de porcelana!

Mujer bajo el cristal,
caminante solitaria de la vida.
Encerrada entre matices de colores
que no deseas lucir.

Princesita de un cuento de oro y de canela,
llevas a cuesta la batalla 
de renunciar a ti misma.
Bajo los disfraces te aseguras un existir.

Persigues incansablemente los sueños
de nubes algodonosas,
donde te espera el libertador de tu existencia,
la alegría a tu corazón.

Mujer bajo el cristal,
tu rostro se ha borrado
en las serpentinas tormentosas
de tus lágrimas convertidas en lluvia.

Lentamente el maquillaje de la felicidad ficticia
se derrama sobre el piso
es ahí donde quedan 
las verdaderas huella de tu ser.

Quizá nadie te hablo sobre la razón oculta por la cual la vida te creo...
Única y autentica.
Imperfecta de naturaleza con la alegría de vivir,
de renacer cada día, en la esperanza aunada a tu sonrisa.

Llevar el alba en tu mirada y el fruto del amor en tu vientre.
Tienes el calor necesario y exacto en tu abrazo,
para romper el frío de un alma.
La sublime palabra para curar enfermedades del corazón.

Ser necesidad... 
hasta el momento de caminar
despacio y seguros por la vida.
Tal vez nadie se fijo en tu perfección como obra.

Tal vez ni tú misma has magnificado tu presencia
por el solo hecho de existir aquí,
en tiempo y espacio, en cuerpo y alma,
en sentimiento y trabajo...

Tan pequeña y frágil criatura,
no te ocultes más trás mascaras,
pues cada detalle de tu cuerpo, de tus manos, de tu ser
ha sido creado exclusivamente para ti. 


Nancy BlueAngl


Fotografía de Nancy BlueAngl
El ojo mecánico de mi almahttp://elojomecanicodemialma.blogspot.mx/