lunes, 10 de febrero de 2014

Eterna

Mírame muerte, arropada en tus brazos
mientras se cierran mis ventanas de luz,
y al fin llegar a tu paz.
Mírame... y no te olvides de este encuentro.

Llévame aferrada a tu manto
prendida sobre cada gota de lluvia.
Viérteme en cada rayo de sol.
Procura contarle de mi, al siguiente.

Sumergida en los hielos eternos de Alaska
como una frágil escultura, retando al tiempo
llórame en cada momento triste.
Siembra una cruz con mi nombre, sobre reposos santos.

Quema mi nombre en el rojo del atardecer
o vierte mi cuerpo en el rocío de la mañana.
Peca por mi cada pecado mortal
condéname al infierno, por las más crueles intenciones.

Rézame y conviérteme en bloque de piedra,
En resina o yeso de cualquier casa de dios.
Llévame como una molestia o
¡júzgame como al peor de los delincuentes!...

Pero grábame en los recuerdos
clavada en las memorias.
Merecedora del odio, la tristeza o el amor...
¡¡¡Porque no quiero ser una simple vida sin sentido!!!


Nancy BlueAngl





Fotografía de Nancy BlueAngl
El ojo mecánico de mi alma http://elojomecanicodemialma.blogspot.mx